BODAS DE ORO

En la historia

DISCURSO PRONUNCIADO EN LA SANTA IGLESIA PARROQUIAL NUESTRA SEÑORA DE MONTSERRAT CON MOTIVO DEL QUINCUAGÉSIMO ANIVERSARIO DE LA VIDA SACERDOTAL DEL PADRE EDGAR DE JESÚS ZAPATA BADILLO.

SEÑORAS Y SEÑORES.

El templo Nuestra señora de Montserrat se engalana como una vieja fiesta pueblerina ,porque esta clara tarde Aragüeña,aquí también ,después de una fecunda travesía de medio siglo,llegó el peoncito de Nuestra Señora del Buen Consejo y de Nuestra Señora de Montserrat,el padre Edgar de Jesús Zapata Badillo.

Nunca un homenaje había sido tan justiciero como este en el cual el pueblo de Santa Cruz de Aragua ,honra a la más sublime expresión espiritual:el sacerdocio,en la persona de uno de sus máximos exponentes el padre Edgar por apellido Zapata.

Quiero dar gracias al profesor Anibal Lozada Arana ,presidente de la sociedad de Nuestra Señora de Montserrat,por invitarme a decir algunas palabras en este acto de gran relevancia para la iglesia católica y para el gentilicio de Santa Cruz de Aragua .Mi único mérito para estar aquí,es ser hijo de un pueblo que tuvo por guía espiritual, a un hombre noble que nos enseñó con su ejemplo la humildad,virtud de los hombres grandes y excepcionales como él.

El Consejo-Municipio Revenga-Estado Aragua,en representación de su feligresía Consejeña,que hoy se encuentra en este lugar ,para sumarse jubilosa al reconocimiento que Santa Cruz de Aragua hace al apóstol y a su trayectoria .A lo que él es y a lo que él significa.

Confluyen en este acto tres vertientes que vienen desde los lejanos días de la niñez del presbítero Edgar de Jesús:Cristo,la iglesia y la familia. Tres afluentes que unieron sus diferentes aguas hasta desembocar en ese cristalino y caudaloso río que es el sacerdocio perseverante que hoy arriba a 50 años de fructífera existencia.

Estar hoy en Santa Cruz de Aragua,el pueblo donde Dios quiso que usted cumpliera sus cincuenta años de vida sacerdotal,trae muchos recuerdos a la vecina población de El Consejo,primero por estar usted aquí y ser parte de nuestra historia ,pero también porque a este pueblo vino gente del nuestro ,hacer gentilicio,podría mencionar a Julio Torres,un consejeño que se radicó aquí y fue motor vivo de muchas actividades que le dieron realce a este pueblo o por el contrario muchos de aquí fueron a nuestro pueblo y fundaron nobles y respetadas familias con trono y señorío,aquí apuntaré el nombre del Coronel Ramón Aguilera y de su nieto Don Estelio Aguilera,ambos de aquí,pero que a nuestro terruño le dieron gentilicio. De tal manera que hay muchos afectos que nos unen con este valle de Escobar o de Escobal como fue conocido desde su erección eclesiástica el 23 de octubre de 1782.Su primer sacerdote fue el canario Antonio Orta,quien era pariente de los canarios Orta de El Consejo,que asentaron en la localidad desde 1850,en cuyo seno familiar se fundó la sociedad del Carmen Benefactora de sus miembros el 16 de julio de 1865.

Estoy seguro que en este pedazo de tierra encontró usted aliados para seguir construyendo su obra que hoy llega a cincuenta años de existencia y que es fuerte como la roca. Tal vez a su llegada a este pueblo se apoyó en Carmen Otilia Matute de Covo,que para Santa Cruz de Aragua debe ser un símbolo,pues esta mujer en su función de maestra,concejal y eterna centinela de Nuestra Señora de Montserrat,fue un ícono,un personaje integral de esta localidad,digno de llevar el nombre de una calle,un institución o simplemente crear una orden que honre a la mujer de Santa Cruz cada 8 de septiembre,pues fue ella un brazo amigo para la parroquia y sus sacerdotes.

De igual forma puedo evocar su llegada a nuestro pueblo de El Consejo y el recibimiento de aquel pueblo que veía en usted al apóstol piadoso,bonachón y benevolente,al humilde siervo de Dios que traía un ramillete de ideas,que más tarde con la ayuda de Dios y un grupo de damas y caballeros que le ayudaron a ir por sus metas,una historia ahora difícil de borrar de nuestra retentiva.

En El Consejo su nombre aún es eco en el tiempo ,su palabra sigue rondando los rincones del poblado en las voces de aquellas mujeres que le acompañaron en su misión,quisiera mencionarlas a todas pero sé que usted mejor que yo le debe recordar. Son tantos nombres ,tantos rostros,tantos recuerdos. Pero permítase traer a esta tribuna los nombres de mujeres en cuyos labios siempre esta presente el nombre de Edgar de Jesús Zapata Badillo,me refiero a Doña Bertha Hernández de Bello,viviente con 98 años de edad,Doña Luisa Natera de Echezuría ,Viviente con 94 años de edad y Doña Pola Mercedes Manzano de Cabrera ,viviente con 82 años de edad. Ellas huellas de aquel ayer Consejeño.

Ahora bien es hora de hablar del homenajeado,del pastor,del guía espiritual,del sacerdote y del amigo.

Nació el 09 de octubre de 1939 en Sonsón-Antioquia-Colombia,hijo del modesto y cristiano hogar de Honorio Zapata y Otilia Badillo de Zapata.

Realiza su primaria en su pueblo natal ,en la escuela Sucre. Luego cursa estudios secundarios en el liceo Braulio Mejías de Sonsón.Ya definida su vocación sacerdotal ingresa a estudiar filosofía y teología en el seminario Cristo Sacerdote del pueblo de La Ceja. Para ordenarse el 22 de agosto de 1968 en el congreso eucarístico en Bogota por Paulo VI.

Inicia sus servicios sacerdotales como misionero en la zona de guerrilla(Currubo) durante tres años.

Por acuerdo entre los obispos Alfonzo Uribe (Sonsón) y Feliciano González(Venezuela),llega a Venezuela en 1972 para ir a Taguay .Posteriormente se desempeña en los pueblos de Barbacoa,Camatagua,San Casimiro,El Consejo,San Mateo,La Coromoto(Maracay) y actualmente Santa Cruz de Aragua.En cada uno de ello ha dejado una huella especial.

A El Consejo llegó en 1974,sencillo,humilde y de pausado hablar,se encuentra con un templo de una sola nave,para un pueblo que había crecido vertiginosamente y ese mismo año emprende este adalid de la iglesia católica ,un trabajo arduo junto al pueblo para la construcción de las dos naves laterales,para hacer el sueño de un templo de tres naves. Caminó calle arriba,calle abajo,recolectando para la edificación de las naves faltantes,no vaciló en organizar las verbenas en el parque La Estación de El Consejo,así fue el padre Zapata,un ciudadano,un sacerdote,un hombre comprometido con El Consejo. Allí le vimos en el templo cargando arena,cemento,bloques,bigas,cerniendo,mezclando,hasta manejando el trompo,que admirable es el padre Edgar Zapata para El Consejo. Soltó la sotana para ser el constructor de la obra arquitectónica que hoy disfrutamos. El Pueblo de El Consejo tiene mucho que agradecerle a este apóstol del catolicismo,la omnipotente sabiduría del señor, sabe donde colocar a sus hijos,allí donde más lo necesitan y eso fue lo que hizo con usted al enviarlo al humilde pueblo Consejeño,donde cada rostro, cada hogar guarda un recuerdo grato de usted,como humilde,bonachón e inolvidable pastor que auxilió espiritualmente a nuestra geografía. Usted padre es un héroe anónimo de El Consejo cuya huella esta en el majestuoso templo que hoy tenemos y que solo usted con ese carismático carácter supo pulsar la cuerda del corazón consejeño. Su Trabajo fue fructífero para El Consejo a través de la pastoral del auxilio de los más necesitados,sus homilías cargadas de paz y sabiduría. Al padre Edgar de Jesús le debemos la novena en honor a Nuestra Señora del Buen Consejo(visitando los hogares del pueblo) Una característica sobresaliente del noble padre Zapata es que es ajeno a los reconocimientos y alabanzas,pero seria injusto que un héroe silencioso como él pasara inadvertido cuando tanto le ha dado al gentilicio venezolano.
Es tan así que de los lugares donde ha tenido que partir para cumplir otra misión,lo ha hecho sin ruidos,sin voces,sin palabras…Pero los pueblos le otorgan la gloria del callado trabajo y su recompensa junto a la bendición de Dios ,serán los buenos deseos y el recuerdo agradecido de todos los feligreses.

Padre en El Consejo dejó usted el templo renovado como testigo de la historia de un pueblo tranquilo y sencillo,a cuya formación contribuyó como mensajero de Dios.

El Dios Todopoderoso le tiene el premio de su gloria y los pueblos de Aragua quienes sintieron su pisada,agradecidos y complacidos le expresan en coro:Gracias padre Zapata.

Es fácil decir cincuenta años de ejercicio ,pero difícil cumplirlo al pie de la letra,pero Edgar de Jesús Zapata Badillo ,hombre sencillo y noble,con un cristiano concepto del hombre y su destino. Un hombre modesto que nunca se ha envanecido por más que el éxito y los honores estuvieran rondando muy cerca de su dimensión humana.

Es perseverante cuando se trata de lograr un fin propuesto,de allí su indeclinable labor al servicio del prójimo. Es un idealista a quien no atemorizan los fracasos y los obstáculos. Es un hombre de talento y de lucha ,un alma insobornable ,una inteligencia despierta. Su condición de sacerdote es toda una definición de su valor humano.

La virtud que más sobresale en su ministerio ,además de su fidelidad y autenticidad,es la constancia. Cincuenta años en una misma ruta,creando,sembrando y divulgando no son fáciles. Especialmente en nuestro país en el cual el afán de lo material ha desviado a mucha gente. Luchar por evangelizar,llevar la buena noticia y corregir ,lo sabe usted mejor que yo ,es cuesta arriba y áspero,pero la gratificación la da el pueblo a la larga.

Padre:puede ser que en cincuenta años de constancia y fidelidad al sacerdocio,usted no haya podido amasar una fortuna. Pero puede tener la seguridad que tendrá la fortuna de altísimo ,pues usted ha trabajado para el que nunca olvida:Dios, en función al prójimo. Es decir ha cumplido el mandamiento :amar al prójimo como a ti mismo.

De este hombre que ha visto tanto mundo,en sus distintas facetas,a un religioso que se ha atrevido a confrontar el bien y el mal,un sacerdote enérgico y humilde que ha pasado por muchos pueblos recordando lo grande,lo noble y lo importante de amar lo que se hace ,sin distinguir raza,credo,color o nacionalidad:es la verdadera revolución:el hombre del futuro.

Sin duda alguna padre Edgar Zapata, usted merece este homenaje, porque concibió la lucha como compromiso continúo,como entrega seguida,como mandato que no caben reposos, ni renuncias. Lo que da valor ético a la acción humana,aún corriendo el riesgo del sacrificio y el desafío. Su tesón tal vez no alcanzó riqueza ,sino venció los obstáculos que el camino impuso,cincuenta años después le dan la victoria.

Decir Zapata Badillo,es decir mensajero de Dios en todas partes. En el aire,en el nombre de la pila bautismal y de los primos comulgantes. En los libros de bautismos,matrimonios y exequias,en la nube donde apareció Nuestra Señora del Buen Consejo,en la tierra,en la luz que señala horizontes. En la lucha que no cesa.

Felicidades ,deseo un ramillete de bendiciones en este día y auguro que las autoridades municipales de este pueblo le nombre a través de un acuerdo hijo ilustre de Santa Cruz,bien merecido lo tiene.

Para concluir estas breves pero sentidas palabras, dejó un soneto a usted, escrito en mi último libro llamado evocaciones,que bautizaré en los próximos días.

SONETO:

A EL PADRE EDGAR ZAPATA

Bendito pastor y apóstol generoso
Es honra y prez del sumo sacerdocio
Su palabra se esparce como milagro asombroso
su obra un gran y portentoso edificio.

Ha dejado la sotana a un lado
Es héroe que resplandece cual lucero
a la grey majestuosa ermita ha dejado
templo que abriga el sueño de un mensajero.

Edgar Zapata,luz,verdad y sendero
El Consejo te nombra pastor silencioso
oblación a ti te debe el pueblo entero.

Repican las campanas en domingo mañanero
recordando al padre que alzó su vuelo
Santa Cruz de Aragua es su paradero.

GRACIAS!!!

Santa Cruz de Aragua,22 de agosto de 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *