Real Madrid quiere sacarse la espinita en casa del Girona

Deportes

El Real Madrid regresa a Montilivi, escenario en el que la temporada pasada cayó en una de las derrotas más sorprendentes, con Zinedine Zidane al mando ante el que era un equipo recién ascendido a Primera División, y encara hoy ante el Girona su primera prueba a domicilio, esta vez con Julen Lopetegui al mando.

Aquel partido hizo daño en Zidane. Fue uno de esos encuentros que le impulsaron a tomar la decisión de marcharse a final de temporada, cuando comprobó que no era capaz de mantener la motivación para luchar por el título que más le ilusionaba, la Liga. Precisamente es el principal objetivo marcado por Lopetegui, que concede máxima importancia a los puntos incidiendo en una regularidad obligada para ser campeón.

El objetivo marcado pasa por conquistar Montilivi y firmar el pleno en unas primeras jornadas teóricamente asequibles. Lo ha preparado a conciencia la plantilla madridista, en unas semanas atípicas para lo que es habitual el resto del curso, con un solo partido y sin encuentros entre semana.

El mando del fútbol madridista regresa a un jugador que ejercerá papel de líder: Luka Modric. Disfrutará de su primera titularidad después de dos suplencias en choques oficiales, tras incorporarse el último por el histórico Mundial de Croacia en Rusia. Mejorado en su contrato y sin Cristiano, su importancia crece aún más en un año en el que varios madridistas deben mejorar sus registros para cubrir la pegada del portugués.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *