“Dejamos de percibir 46 mil millones de dólares”

Destacada Nacionales

Rafael Ramírez, quien estuvo frente a la industria petrolera durante diez años, se pronuncia sobre la situación por la que atraviesa Petróleos de Venezuela (Pdvsa) en la actualidad. Inicia sus argumentos con un balance de la empresa. Considera que su situación es muy negativa y, pese a ello, no es partidario de privatizarla, por tratarse de un mandato de la Constitución.

Señala que en los últimos tres años no se han publicado los estados auditados de Pdvsa. “Al 31 de diciembre del año 2013 se producían 3 millones de barriles al día, abastecíamos el mercado interno y exportábamos productos hacia los Estados Unidos. Cuatro años después Pdvsa tiene una producción de 1.100.000 barriles diarios, lo que representa una caída de 1 millón 900 mil barriles diarios”.

Acota que ese número está registrado en la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Desde su punto de vista la situación en la cual se encuentra la Industria se debe a la dependencia que tiene de Miraflores, desde donde se toman las decisiones sobre esta materia. “Si se daña una bomba, la industria no puede esperar que Miraflores apruebe los recursos para arreglarla”, acota.

Con Chávez

Bajo la gestión de Chávez, explica, nunca se esperó que Miraflores tomara una decisión para adelantar tal o cual asunto. Nunca dijo: no contraten químicos. “Teníamos un poder delegado”, asegura.

Uno de los nudos gordianos que a su juicio presenta Pdvsa consiste en que no solo el General Manuel Quevedo no tiene conocimiento del negocio petrolero (aunque admite que no necesariamente debe tenerlo). El problema radica en que la Junta Directiva tampoco cuenta con la información que se requiere sobre el sector de los hidrocarburos. Y precisa: “quien está al frente de la Vicepresidencia de Refinación no tiene conocimiento del tema. Si no tienes competencias e interfieren los elementos políticos ocurren los problemas que están presentes en la actualidad”.

A su juicio, esta industria es una secuencia de decisiones y si se deja una de ellas por fuera, o no es atendida en el momento oportuno, los procesos se paran y con ello la producción petrolera declina, sostuvo.

De acuerdo con su opinión, el precio promedio de barril de petróleo, en 65 dólares, es un buen precio para dar respuestas a las necesidades del país.

Migración, también en Pdvsa

Al escenario anterior suma la cantidad de empleados con perfil técnico que se han ido de la industria petrolera a trabajar a otros países. “Aproximadamente 30 mil personas se han ido de Pdvsa”. Se trata de una cifra difícil de determinar a ciencia cierta, dado que en la actualidad “no se hacen las notas de interés, que es el mecanismo del cual dispone la Empresa para saber quién es jefe de quién” y en consecuencia saber cómo está el movimiento del personal.

Citgo en el ojo del huracán

En cuanto al tema Citgo, el cual ha sido visibilizado con recurrencia recientemente, Ramírez manifestó que bajo su gestión se propuso la venta de esta empresa. “Ya estábamos haciendo un concurso y recibimos varias ofertas”. El Gobierno esperaba cristalizar la venta por ese monto por 15 mil millones de dólares. “Ahora no tendrá ni los 15 mil millones de dólares ni Citgo”. La razón que explica esta posición es la siguiente: el Gobierno venezolano se ha descuidado con los juicios de la República. Para muestra: Conoco nos confiscó los terminales en El Caribe.

Además arguye que la República no tenía por qué poseer 8 Refinerías en el extranjero con el fin de procesar petróleo. Y no tenía por qué hacerlo para refinarlo en Estados Unidos. Explica, en este sentido, que Venezuela vendió algunas Refinerías, aunque siempre hubo resistencia a esta medida.

“El petróleo se vendía con 40% de descuento”, precisa. Admite que Citgo está hecha de una forma que es complicada negociarla. No obstante, señala que era y es una necesidad la venta de Citgo dado que el país es vulnerable con esta sucursal en territorio norteamericano, asegura.

FPO versus pozos

Ante las versiones que defienden los pozos convencionales, en contraste con aquellas posiciones a favor de la Faja Petrolífera del Orinoco (FPO), dice que las operaciones en el Lago de Maracaibo, en los pozos convencionales, resultan más costosas y más complejas. Una de las razones es que se necesita inyección de gas. En tanto que mejorar los crudos requiere de una tecnología más sencilla.

“La Faja Petrolífera del Orinoco es un proyecto nacional. Un extenso territorio que estaba abandonado. De 1.300.000 barriles diarios que producía la Faja, hoy estamos produciendo 700 mil barriles diarios.

La Faja Petrolífera del Orinoco es un proyecto integral, que implicaba la creación de nuevas ciudades, repoblar al país, explica Ramírez.

Propuesta

Para el ex titular de la industria petrolera de la nación, urge poner en marcha plenas capacidades del personal técnico calificado. Y además se trata de asumir una nueva política en la gestión. “No se trata de un problema técnico”, dice al tiempo que agrega: el presidente Chávez apoyaba a los trabajadores petroleros.

En segundo lugar, señala que no es necesario privatizar Pdvsa. Los contratos de servicios a los privados están reservados al Estado venezolano, de acuerdo con el artículo 302 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, el cual reza de la siguiente forma: el Estado se reserva, mediante la Ley Orgánica respectiva, y por razones de conveniencia nacional, la actividad petrolera y otras industrias, explotaciones, servicios y bienes de interés público y de carácter estratégico. El Estado promoverá la manufactura nacional de materias primas provenientes de la explotación de los recursos naturales no renovables, con el fin de asimilar, crear e innovar tecnologías, generar empleo y crecimiento económico, y crear riqueza y bienestar para el pueblo.

En el sentido que antecede, señala que el presidente Nicolás Maduro está negociando propiedad del Estado venezolano a privados. “Está privatizando”, en virtud de que está vendiendo activos de la República. “Está vendiendo la joya de la corona”, determinó Ramírez.

CNCP Services Venezuela LTD, S.A (Empresa de servicios petroleros de la República Popular China) producía orimulsión. Cuando se nacionalizó llegó a producir 120 mil barriles diarios y se vendía a 120 dólares por barril.

Señala además que los contratos de servicios deben ir a la Asamblea Nacional, pues “se trata de contratos de interés público. Esto no está ocurriendo”.

Otra condición necesaria consiste en devolver las áreas petroleras a quien tenga el verdadero conocimiento y experticia sobre el tema. Y no menos importante:es necesario reconocer esa experticia y conocimiento a través del salario. Considera que ha sido inconveniente la homologación de los salarios de los trabajadores petroleros en el país. “Hay actividades complejas que requieren de un conocimiento y de una valoración distinta”.

Pérdida del Fisco

En épocas de vacas flacas, como lo fue el año 2009, el Gobierno se preparó para la compleja época venidera, asegura Ramírez. “No teníamos plata y Chávez tomó una decisión política. Se preparó para un período de precios bajos. El precio que tiene el barril de crudo del país en la actualidad es bueno, pero no hay producción. Y por esa razón “dejamos de percibir 46 mil millones de dólares al año.

La pérdida de los precios del petróleo la atribuye a la guerra Irán- Rusia contra los países del Golfo. Estos últimos inundaron el mercado y se produjo la caída de los precios.

En su momento, Ramírez advirtió que tal disputa provocaría un desplome drástico de los precios del petróleo y que era necesario prepararse. Su mensaje no tuvo eco en el actual Gobierno, comentó.

Para recuperar Petróleos de Venezuela es necesario cambiar la Junta Directiva actual y “traer gente que sepa de Refinación”, por ejemplo, pues se trata de una actividad fundamental, planteó.

También propone la creación de un fondo revolvente (crédito de corto plazo) que se recupere progresivamente con la factura petrolera. Es necesario rescatar la producción. “El petróleo está allí”.

El fondo revolvente se sustentaría en la producción petrolera en alianza con la banca china, rusa o india. E insiste: “sin vender la joya de la corona”.

La producción de petróleo, según estima, se puede recuperar de diez a doce meses. “Podemos recuperar la producción de 2 millones de barriles en un año”. En tal sentido, se inclina por la producción de Oriente y del gas.

Sobre el Petro

En cuanto al Petro dijo que se trata de “una estafa”, por ser “inconstitucional”. Argumenta que este instrumento financiero, el cual fue puesto en vigencia de manera oficial por el Gobierno nacional, tiene como garantía las reservas internacionales. No obstante, tales reservas no se pueden ceder, vender, enajenar, dar en garantía. Concluye que se trata de una medida al margen de lo que propone la Constitución.

De acuerdo con la alocución del presidente Maduro, realizada el pasado 1° de octubre, el Estado venezolano promoverá e incentivará el uso del Petro con el objetivo de posicionarlo como opción de inversión, mecanismo de ahorro y medio de intercambio con los servicios públicos, así como la venta de sus commodities al exterior, la industria, el comercio y la ciudadanía en general. A esto Ramírez agrega:¿quién aceptaría el Petro como medio de pago?

Números en blanco y negro

Asimismo, dijo que en el año 1999 cuando el presidente Chávez asumió el Gobierno, el petróleo estaba en 99 dólares por barril. Luego, en el año 2005, se ubicó en 22 a 28 dólares por barril. Del año 2005 al año 2008 los precios pasaron el límite de los 100 dólares. No obstante, en el año 2008 experimentó una drástica caída de 35 dólares.

Concluye: el precio promedio del petróleo en la gestión de Chávez fue de $54 por barril, mientras que el precio promedio con el que cuenta el presidente Maduro es de 65 dólares.

“La Faja Petrolífera del Orinoco es un proyecto integral y nacional”, sostiene.

“No es necesario privatizar Pdvsa para recuperar la industria. Debe sustituirse la actual junta directiva”

Fuente: (EU)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *