Cayeron tres de “Los Profanadores”

Sucesos Última hora

Girardot.- Aproximadamente a las 5:00 de la tarde del pasado jueves tras una denuncia dirigida por los vecinos de la localidad, el Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) subdelegación Maracay, encontró una fosa del cementerio La Primavera ubicado en la calle Mariño de Maracay, municipio Girardot.

Según fuentes policiales los 18 cadáveres provenientes de funerarias de Caracas y Aragua los mismos se encontraban en posesión de un grupo de trabajadores fúnebres encargados de sus traslados y sepultureros de que laboran en el mencionado camposanto, los mismos estaban destinados a ser cremados.

Se supo que los detectives arribaron al lugar donde observaron  a los ciudadanos en el momento que se encontraban sepultando los cuerpos en una tumba. Tres de los involucrados fueron aprehendidos por el cuerpo detectivesco y quedaron identificados como Robert Rodríguez  de 26 años y Alejandro Carlos Olmedo de 56 años y un tercero que aún queda por identificar, mientras que tres de los presuntos operarios de la banda “Los Profanadores” se dieron a la fuga.

Luego de la extracción de los cuerpos, el Subdirector Nacional de la Policía Científica, Comisario General Jhony Salazar, en compañía de otras autoridades nacionales y regionales informó que este descubrimiento es el fruto de un trabajo de investigación de campo que se estaba procesando desde hacía varios meses, debido a las constantes actividades irregulares que se estaban evidenciando en ese lugar, a pesar de tener alrededor de tres años sin funcionar de forma legal.

Asimismo se supo que entre Caracas y Aragua, al menos seis funerarias fueron intervenidas por los organismos de seguridad, donde se están realizando las pesquisas que permitió profundizar sobre el caso, arrojando que los sujetos ligados a la supuesta banda criminal ofertaban sus servicios a los familiares de los difuntos para trasladar los cadáveres al crematorio perteneciente a la empresa Kegner en la población de San Carlos, estado Cojedes. 

Luego de finalizar el pago correspondiente, los supuestos cremadores se llevaban los restos mortales en una camioneta Hillux marca Toyota placas A36AC6P, desconociendo que eran desviados a otro lugar y posteriormente entregaban cenizas de carbón en las vasijas a los familiares.

De igual manera se presume que después los cuerpos eran negociados para ritos espiritistas.

Salazar informó que continuarán investigando hasta llegar hasta el fondo y conocer el número de funerarias involucradas en este delito de estafa, también se estudiara la fecha de defunción de cada uno de los muertos para comparar las identidades con las actas, así como los estudios antropológicos que determine si murieron por causas naturales.

Cabe destacar, que este caso ya fue presentado ante la Fiscalía 7ma de Control del estado Aragua, siendo esta la primera vez que se observa un caso de tal magnitud en la región.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *