MAGALLANES CORRIGIÓ EL RUMBO Y ATRAVIESA POR SU MEJOR RACHA DESDE 2009

Deportes

Algo no estaba bien con el Magallanes, tras perder 14 de sus primeros 25 juegos en la campaña. Así que la gerencia decidió despedir al manager Omar Malavé. Un día después del golpe de timón, bajo el mando de Luis Dorante, los Navegantes iniciaron una racha de siete triunfos, la más prolongada para el club valenciano en nueve años.

Dorante no hizo cambios radicales en el lineup, pero vio cómo se robustecía con la inclusión del colombiano Reynaldo Rodríguez y el dominicano Alfredo Marte, dos de las nuevas piezas contratadas por la oficina para la sexta semana de la eliminatoria.

“Nosotros tenemos el equipo. Entonces hay que buscar la manera de darle la vuelta”, afirmó Dorante en su primer día investido como estratega de la nave.

Entre el 1° y el 11 de noviembre, los filibusteros jugaron para 3-7. Un lapso en el que el principal oponente estuvo vestido de azul y blanco, pues la defensa incurrió en 15 errores que produjeron 16 carreras sucias, ocho de ellas mientras los abridores estaban en el montículo, lo que desembocó en un récord de 0-5 y 4.89 de efectividad en esos 10 inicios.

“Hay que mantener positivo el club house. Si nosotros estamos bien allí adentro, obviamente las cosas van a sucederse mejor en el terreno de juego”, vaticinó Dorante.

A partir de ese momento y, más allá del subjetivo y difícil de medir “cambio de ánimo”, todo fue diferente. La defensa apenas incurrió en cuatro errores, cuyo impacto en el juego fue minimizado a una anotación inmerecida. Con menos outs extra que trabajar, los abridores mejoraron a 2-0, con un promedio de 2.63, en seis aperturas. Los triunfos fueron cortesía de Henderson Álvarez y Yohander Méndez, sus primeros con el uniforme del Magallanes, tras sólidas actuaciones de seis entradas.

“Estaba preocupado porque no había tenido buenas salidas. Antes se lo había comentado (al manager Omar) Malavé. No era el mismo pitcher que lanzó en México. Entonces fui a la sala de videos y comencé a trabajar en hacer ajustes”, reveló Álvarez, que antes de ese desafío contra Tiburones de La Guara, marchaba con una elevadísima efectividad de 8.69.

Entretanto, el bullpen volvió a cumplir (4-0, 3.04 EFE) y los maderos explotaron con una robusta línea ofensiva de .294/.350/.482, 19 extrabases, entre ellos nueve jonrones, que sirvieron para que los Navegantes anotaran 38 carreras, a razón de 6,33 veces por juego, en respaldo de un pitcheo que permitió 2.82 anotaciones limpias en 51 entradas. El experimentado Delmon Young se transformó en el primer oficial del puente de mando, con una semana de ensueño, en la que disparó cuatro cuadrangulares y llevó al plato a 11 compañeros.

Endy Chávez aseguró estar sorprendido cuando se enteró del despido de Malavé y aseguró que era “culpa de los peloteros”, en una conversación con el portal BeisbolPlay.

El fin de semana, el capitán del club, y una de sus figuras históricas, subió un video a su cuenta oficial de Instagram que mostró una celebración en el club house del Estadio José Bernardo Pérez. Algo que no había hecho antes en la temporada. Así que todo parece indicar que las culpas comenzaron a expiarse, mientras que Dorante tuvo una muestra pública del buen ánimo puertas adentro, que quería recuperar.

Esa combinación de cambio de actitud y rendimiento, son los responsables de una cadena de siete triunfos, incluida la victoria del forfeit contra Caribes. La más prolongada desde que hilvanaron ocho lauros, entre el 25 de octubre al 4 de noviembre de 2009. Esa campaña, Magallanes disputó la Serie Final.

“La defensa y el pitcheo ganan juegos de pelota. Eso es lo que hemos hecho hasta ahora. Los batazos oportunos han salido. Los muchachos están tranquilos, enfocados en hacer las cosas bien. Ese es el reflejo de la pelota que hemos visto hasta ahora”, señaló Dorante, después que sus dirigidos consiguieron su primer triunfo contra Leones del Caracas.

Fuente: LVBP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *