04 de diciembre de 1988: Carlos Andrés Pérez presidente de Venezuela

Historia

El domingo 4 de diciembre de 1988 se realizaron elecciones para escoger al Presidente de la República de Venezuela para el período constitucional 1989-1994, y relevar al presidente en ejercicio Jaime Lusinchi; junto con elecciones para renovar la Cámara de Diputados y el Senado. Los resultados de los comicios dieron como ganador a Carlos Andrés Pérez, quien logró ser electo por segunda oportunidad y esta vez con la mayoría absoluta. Pérez ya había resultado triunfador 15 años atrás, en las elecciones de 1973. Se consideran las últimas de la competencia bipartidista entre Acción Democrática y COPEI.

Aunque se inscribieron oficialmente un total de 24 candidaturas, solo dos de los postulados tenían auténticas posibilidades de ganar la Presidencia de la República; estos eran el socialdemócrata Carlos Andrés Pérez y el democristiano Eduardo Fernández. La izquierda volvió a fallar de manera sistemática en alcanzar un acuerdo para postular una candidatura unitaria y concurrió a los comicios de manera atomizada. Los principales candidatos inscritos fueron:

Carlos Andrés Pérez, carismático líder postulado nuevamente por el partido oficialista Acción Democrática. Tenía el aval de haber sido presidente en el período 1974-1979, del cual las generaciones mayores recordaban la bonanza económica. En su contra no solamente jugaba la percepción negativa del gobierno de su compañero de partido, Jaime Lusinchi, que atravesó serios problemas económicos y estaba salpicado por diversos escándalos de corrupción, sino además divergencias con la dirigencia de su propio partido. Su lema de campaña fue sencillamente «El Presidente», apelando a la experiencia como respaldo. Hizo uso extensivo de jingles y recibió amplia difusión por los medios de comunicación.

Eduardo Fernández, abogado de profesión y secretario general del antagónico partido COPEI. En su contra tenía su inexperiencia como gobernante (habiendo sido únicamente diputado por COPEI), pero además -y especialmente- una fuerte oposición interna en su partido, promovida por el fundador y expresidente Rafael Caldera. Analistas políticos han señalado esa como una de las causas que contribuyeron a la derrota de su candidatura. Acuñó el apodo de «El Tigre», apelando a la juventud y energía como aval (Fernández era 25 años menor que Pérez) y se publicitó como «el presidente Nuevo».

Teodoro Petkoff, economista y exlíder guerrillero, nuevamente postulado por el MAS, de tendencia izquierdista. Su principal argumento era la lucha contra la corrupción, cuya percepción creció notablemente durante el gobierno de Lusinchi. Su eslogan de campaña fue ¡Ya está bueno ya!

Ismenia de Villalba, esposa del fundador de URD, Jóvito Villalba. Fue la primera mujer en postularse a la presidencia de Venezuela. Su lema de campaña era un corazón, apelando al carisma femenino.

Vladimir Gessen, psicólogo, fundó el partido centroderechista Nueva Generación Democrática como plataforma política. Su candidatura tuvo buena recepción en Caracas pero falló estrepitosamente en el interior de la nación. La emergencia de nuevos partidos empezaba ya a marcar la crisis del bipartidismo.

Andrés Velásquez, sindicalista, nuevamente postulado por La Causa Radical. Como en 1983, no logró captar las preferencias del electorado pero se consolidó como líder político especialmente en el ámbito regional, ganando al año siguiente la Gobernación del Estado Bolívar por elección popular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *