Pinturas se vuelven inalcanzables para los bolsillos victorianos

Locales

Ribas.- En pleno inicio del mes de diciembre, los victorianos buscan presupuestos para retocar sus viviendas o cambiar el color de la misma, con la finalidad de darle una nueva cara ante la llegada del año nuevo, algunos lo hacen como tradición, otros porque aprovechan los aguinaldos propios de la fecha, pero con los precios actuales resulta ser una misión imposible.

La mayoría de los victorianos se han quedado “Boquiabierta” con los precios que mantienen las pinturas en las distintas ferreterías y comercios del centro de la ciudad, en el que los precios varían de acuerdo al color, marca y cantidad solicitada.

El precio del cuñete puede costar desde 8 mil hasta 15 mil bolívares soberanos. Mientras que el galón se llega a conseguir por el orden de los 2500 y 4000 soberanos, dejando el material fuera de la lista de arreglos de los compradores.

Por su parte, las pinturas de aceite se comercializan por encima de 12 mil bolívares soberanos, los brillos de seda 7 mil BsS. Esto sin dejar a un lado los implementos como brochas, rodillos, cintas decoradoras y pinceles, que tampoco escapan de la galopante inflación.

En este sentido, los dueños o encargados de la venta de pinturas, informaron que los precios han sufrido más de cinco aumentos en lo que va del año 2018. Asimismo, no descartaron otra alza en los precios.

“Los precios que nos presentan los distribuidores van cambiando casi que semanalmente, lo que nos obliga a realizar los debidos ajustes, que nos alejan cada vez más de tener buenas ventas, ya que las personas no cuentan con el dinero en muchos casos y los que lo tienen los prefieren gastar en alimentos”, aseveró Juan Machado, vendedor.

Es importante destacar, que en diversas tiendas se pudieron observar estrategias de ventas como es el caso de los combos, por un menor precio. Por ejemplo en un local se exhibía un paquete de 1 cuñete de pintura blanca de caucho, ¼ de esmalte blanco, ¼ de barniz natural y ¼ de pasta profesional, por 9000 soberanos.

Sin pintar se quedaran los ribenses

A raíz de este tema muchos fueron los ciudadanos que afirmaron el seguir lavando las paredes y rejas de sus hogares, pues para realizar esta inversión deben contar por lo menos con cinco sueldos mínimos y eso comprando lo meramente necesario.

Carmen Arteaga dijo: “En mi casa se pasará otro año sin pintar. Mi esposo y yo salimos a ver precios y quedamos fue espantados, porque son exorbitantes, para una persona que tenga sueldo mínimo. Porque si no hay para comida, menos para pintura”.

Por su parte, Manuel Fernández agregó: “Todo está extremadamente caro y ni contar con las utilidades porque se vuelven sal y agua. Ahorita hay que arroparse hasta donde llegue la cobija y priorizar. Y créeme que pintar no es lo principal”.

Para finalizar los ciudadanos, exclamaron que pese a los problemas harán los sacrificios necesarios para pasar una navidad, sin mucho lujo pero en la unión familiar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *