Tokio 2020 cambiaría el horario para sus maratones

Deportes

El Comité Olímpico Internacional (COI)y la organización de Tokio 2020 han propuesto adelantar el inicio de las pruebas de maratón a las 5.30 o 6.00 de la mañana para evitar el intenso calor que se prevé en las fechas de la cita deportiva, según señalaron hoy.

Esta medida fue formulada por un comité de expertos designado por el COI y la organización de Tokio 2020, y discutida durante las reuniones celebradas entre ambas partes en los últimos días en la capital nipona, según dijo hoy en rueda de prensa el presidente de la Comisión de Coordinación para los próximos JJOO, el australiano John Coates.

El objetivo del adelanto horario es evitar las horas centrales del día con temperaturas de entre 39 y 41 grados que se prevén para las fechas de la competición olímpica (del 24 de julio al 9 de agosto de 2020).

La medida cuenta con el respaldo de expertos en medicina deportiva y meteorología y del Gobierno Metropolitano de Tokio, tras analizar lo que conllevaría en términos logísticos -como una suficiente disponibilidad de transporte público a horas tempranas del día-, según explicó Coates.

El COI y la organización de Tokio 2020 se encuentran actualmente en conversaciones con la Federación Internacional de Asociaciones de Atletismo (IAAF, de sus siglas en inglés) para aprobar el cambio respecto a la hora de inicio fijada (las 7.00), algo que se espera que se formalice antes de finales de año.

También se contempla un adelanto horario para los 50 kilómetros marcha, partidos de rugby y pruebas de ciclismo, añadió el presidente del comité organizador de Tokio 2020, Yoshiro Mori, en su comparecencia ante los medios tras la reunión con el COI.

Esta medida se sumará a otras ya anunciadas por la organización para mitigar las duras condiciones meteorológicas del verano tokiota, como la instalación de un asfaltado especial reflectante del calor, la habilitación de más espacios con sombra o el despliegue de más equipos médicos en zonas de competiciones.

“Haremos todo lo posible para garantizar que los atletas competirán sin asumir riesgos y que tampoco habrá riesgos para la salud de los espectadores”, afirmó Coates.

El responsable del Comité de Coordinación para 2020 también señaló que todas estas medidas “tendrán un impacto presupuestario”, aunque confío en que los organizadores “encontrarán una forma para mantener las cuentas equilibradas” y cumplir así las exigencias de ajuste del gasto que impone el Comité Olímpico Internacional.

El pasado verano se registró una ola de calor en Japón que dejó temperaturas récord, lo que intensificó la preocupación sobre las condiciones climáticas para los JJOO y llevó al COI y a la organización a designar las temperaturas extremas como “uno de los principales retos” que afrontan las próximas olimpiadas.

Fuente: Meridiano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *