Acribillaron a un ciudadano en Campo Alegre

Sucesos Última hora

Por: Redacción La Lupa
Maracay-
A las 8:00 de la noche del pasado domingo, presuntos delincuentes ultimaron de al menos doce disparos en la espalda a un joven que se dedicaba a la venta de aliños en los barrios del sur de Maracay.


Yulmi Graterol, desde las afueras de la Morgue de Caña de Azúcar, identificaron a la víctima como Cleiver Alfredo Colina Vásquez, de 22 años de edad, quien residía en la calle 2 del barrio San Luis, en la capital aragüeña.


Añadió que su pariente salió de su residencia a las 7:30 de la noche, con destino a la comunidad de Campo Alegre, a cobrar a 30 mil bolívares y con ese dinero, este lunes compraría mercancía para comercializar.


En el momento que se trasladaba por la calle Venezuela, dos hombres en una moto se le acercaron y el que viajaba de parrillero, con pistola en manos le efectúo al menos 12 disparos en la espalda, causándole la muerte de manera inmediata, dijo.


“Lamentablemente no hubo chance de llevarlo a un centro de salud y mi hermano quedo en charco de sangre”. Cuando llegamos al lugar donde estaba mi familiar ya él no tenía su bolso y su pertenencia, añadió.


Por tal situación nosotros sospechamos que si mi hermano cobro los 30 mil soberanos, el deudor junto con otros delincuentes, lo siguió a cierta distancia y esperó el momento oportuno para ejecutarlo de múltiples balazos.


Luego huyó del escenario llevándose el bolso, donde presumimos que tendría guardado su inversión.


“Mi hermano no era delincuente, tampoco tenía cuentas pendientes con la justicia. Su muerte nos sorprendió a toda la familia y por lo tanto condenamos los hechos”, agregó el denunciante.


Adicionalmente se supo que una comisión de la Base de Homicidios de Maracay, se trasladó al sector colectando las evidencias de interés criminalístico y tomando declaraciones de los familiares. A través del análisis de los elementos colectados en la escena del suceso, se permitirá identificar a los responsables de ese abominable hecho de sangre que conmovió a los habitantes de Campo Alegre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *