01 de febrero de 1817: Nace Ezequiel Zamora

Historia

Tal día como hoy, en 1817, nació en la población de Cúa, estado Miranda, Ezequiel Zamora, militar, dirigente popular y primer caudillo social del siglo XIX, quien fuera líder del Partido Liberal y jefe del Movimiento Federalista.

Luchador incansable, su pelea contra del latifundio y la oligarquía venezolana estaba inspirada en la búsqueda de un estado de justicia social e igualdad para toda la población campesina.

Hijo de Alejandro Zamora, quien murió como soldado de la causa patriota en la guerra de independencia y de Paula Correa, una mujer descrita como aguerrida y capaz de defender los ideales independentistas, Ezequiel Zamora perteneció a una clase social conocida con el nombre de “blancos de orilla”.

Dedicado al comercio de víveres en la población de Villa de Cura, cuando estaba por cumplir 30 años se alzó en Guambra, el 7 de septiembre de 1846, utilizando las consignas: “Tierras y hombres libres”, “Respeto al Campesino y Desaparición de los Godos”, con lo cual ganó en poco tiempo la devoción del pueblo, el cual le rebautizaría como «General del Pueblo Soberano».

Al iniciarse la Guerra Federal, Zamora se unió a Juan Crisostomo Falcón, quien de inmediato le nombró Jefe de Operaciones de Occidente. Allí desarrolló una gran actividad y gracias a su carisma organizó un ejército popular a favor de los federalistas. El 4 de junio de 1859 recibió el título oficial de “Valiente Ciudadano”.

En el marco de la guerra, Zamora organizó las tropas para la Batalla de Santa Inés, librada el 10 de diciembre de 1859, donde fue derrotado el ejército centralista. Después de esta acción se dirigió al centro del país y en el asalto a la ciudad de San Carlos, estado Cojedes, fue asesinado el 10 de enero de 1860, habiéndose ya erigido como uno de los líderes fundamentales de la Federación durante la Guerra Federal.

Zamora recibió un disparo en la cabeza que le causó la muerte y lo que se creía como una guerra de corta duración, se extendió por tres años más, con miles de bajas para convertirse en una de los conflictos armados más violentos en la historia de Venezuela.

Sus restos reposan en el Panteón Nacional, en Caracas, desde el 13 de noviembre de 1872.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *