Descubre cómo prevenir de los vellos encarnados

Vida sana

Los vellos encarnados son aquellos que se rasuran o se quitan con pinzas, pero que luego vuelven a crecer por debajo de la piel. Cuando esto ocurre, generalmente hay inflamación y dolor. También aparecen pequeños bultos en el lugar en donde se retiró el vello.

Este problema puede afectar a cualquier persona que se depile. No importa si emplea una afeitadora, pinzas o cera. Aunque los vellos encarnados usualmente no representan ningún riesgo de consideración, sí causan grandes molestias a los afectados.

Los vellos encarnados son más frecuentes entre los hombres afroamericanos que se rasuran la barba. Sin embargo, nadie está exento de este problema. Pueden aparecer en la cara, el cuero cabelludo, las axilas, la zona púbica y las piernas.

La mejor manera de prevenir los vellos encarnados es evitando la depilación. Los seres humanos tenemos vello en toda la superficie del cuerpo, excepto en las plantas de las manos y los pies, y en las mucosas. Su función es la de proteger la piel.

Los vellos protegen del polvo, la suciedad, los rayos solares y las afectaciones causadas por el viento. También juegan un papel importante en la defensa frente a las bacterias y otros microorganismos. Así mismo, ejercen una función aislante, la cual es contribuir a regular la temperatura.

Por otra parte, el vello absorbe el sudor para que no cause irritación en la piel. También lo redirecciona para refrescar o secar algunas zonas. La depilación afecta el crecimiento natural del vello y por eso evitarla es la mejor manera de no tener complicaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *